Blog


Las cálidas temperaturas que mantiene Málaga durante todo el año y la morfología de sus campos de golf permiten fenómenos únicos cada temporada.

Los amplios y heterogéneos recorridos de la provincia se convierten, en estas fechas invernales, en el hogar elegido por diferentes especies de aves que buscan cobijo ante la bajada de los termómetros que se produce en la mayor parte de Europa.

De este modo, dicha situación posibilita que se vean en cada uno de los campos de la provincia un carrusel de aves que no acostumbran a volar por estas latitudes.

Así, según explica el biólogo Miguel Ángel Farfán, profesor de la Universidad de Málaga, este proceso ocurre de forma natural. “Vienen a la provincia buscando bienestar y se aprovechan de lo que ofrecen los campos de golf de Málaga, donde se pueden encontrar agua y lugares para resguardarse”, admite el experto.

Otro aspecto a subrayar, según afirma Farfán, es que durante todo el año, el crisol de especies animales que pueden confluir en la provincia es abundante y de diferente tipología. Así, ayudado por el binomio mar e interior, Málaga se convierte en el hábitat perfecto para multitud de animales.

Este es el caso de Los Arqueros Golf, donde la fauna convive con los golfistas; y prueba de ello son la gran cantidad de especies que podemos encontrar a lo largo de los 18 hoyos. Se han identificado algunas especies exponiéndolas en un cartel en el tee del hoyo 1 con un diseño integrado en el campo de golf.

Leer artículo aquí.